La historia del popper

La historia del popper

Conocido y consumido por sus efectos afrodisiacos y como estimulante sexual, la evolución del popper va más allá de su uso festivo. Pasando por la medicina, las guerras e incluso el cine, el popper es un producto que ha hecho historia en el tiempo. Te invitamos a conocer sus inicios y transfomaciones.

Los inicios del popper

La historia del popper es reciente. Es un producto nuevo, pues el nitrito de amilo, primer componente de los poppers, fue sintetizado en 1844 por el químico francés Antoine-Jérôme Balard en su laboratorio. 

En 1867, el escocés Sir Thomas Lauder Brunton descubre, gracias a los trabajos de Arthur Gamgee y Benjamin Ward Richardson sobre el nitrito de amilo, que este es un poderoso vasodilatador, pues permite aumentar el tamaño de los vasos sanguíneos. Sin embargo, la disminución de los vasos sanguíneos es una de las características de la angina de pecho y de las enfermedades cardiacas, por lo que poner a respirar el nitrito de amilo a los enfermos ayuda a dilatar sus arterias y mejora la calidad de su circulación sanguínea. 

El nitrito de amilo sustituye así las sanguijuelas, entonces utilizadas para limpiar la sangre. El producto se almacena en una ampolla de vidrio, de la cual se rompe un extremo para poder utilizarlo. El “pop” que se escucha al realizar esta acción y el momento en el que la sustancia entra en contacto con el aire, habrían dado su nombre al popper.

El popper y sus efectos medicinales

El popper tiene un doble efecto: aumenta el ritmo cardiaco y disminuye la presión sanguínea. Esta reacción en cadena provoca una relajación de los músculos lisos en el cuerpo humano, haciendo que el aporte de oxígeno al cerebro se reduzca, lo que produce sentimientos múltiples y variados, según el estado del usuario. De esta manera, se descubre que el nitrito de amilo es un buen antídoto contra los envenenamientos con cianuro. 

El producto fue utilizado durante casi un siglo con éxito. En 1950, se da a conocer en el medio del espectáculo británico, creando una reputación de mejorar las relaciones sexuales y los orgasmos. Para la década de 1960, entra en las comunidades gays de las grandes ciudades estadounidenses, como San Francisco o Nueva York. 

En el mismo periodo, la historia del popper da un gran salto, pues una nueva molécula, el trinitrato de glicerido o píldora de nitroglicerina, hace su aparición. Esta molécula supera la eficacia del nitrito de amilo, en cuanto a la cura de las anginas de pecho y las enfermedades cardiacas, lo que hace que este último salga del mercado. Esto genera un gran pánico en los fabricantes del nitrito de amilo, que buscan una nueva alternativa para vender su producción.

Deciden proponer entonces el producto a la US Army con el fin de ayudar a los soldados de la guerra de Vietnam a respirar mejor, aún con el humo de las armas. Los soldados descubren rápidamente las propiedades secundarias del popper, sobre todo las sexuales, desviando su utilización inicial. A su regreso de la guerra, la demanda del nitrito de amilo explota en Estados Unidos, permitiendo encontrar el producto en cualquier parte del país. Frente a la demanda fulgurante de este medicamento, el gobierno decide restringir su uso a los enfermos con una prescripción médica. En 1969, la Food and Drug Administration (FDA) prohíbe el nitrito de amilo de uso público, siendo emitida solamente bajo prescripción. 

Historia del popper

¿La historia del popper ha terminado? 

Toda interdicción de un producto para el cual existe una demanda fuerte, conduce a su prohibición, como fue el caso en la década de 1930. Para ese entonces, la mafia poseía químicos y laboratorios, y decide promocionar ampliamente el popper ante la comunidad gay, por medio de las revistas para adultos que controlaba en ese momento. La publicidad estaba enfocada en resaltar la simbiosis única del nitrito de amilo y el sexo, presentado como un ambientador o desodorizante de interiores. 

Clifford Hassing, un estudiante de medicina californiano, estudia la molécula del nitrito de amilo modificando su composición. Él crea así el nitrito de butilo. Esta molécula es comercializada como un aromatizador de ambiente bajo la marca Locker Room. Perfectamente legal, hace quite a la prohibición de 1969, y le permite a los consumidores acceder a los poppers. Esta idea relanza el producto. Cuenta la historia que el producto es distribuido en las discotecas gays gracias a la ventilación, especialmente en Nueva York. Asimismo, es vendido de manera secreta. El popper se encuentra en los lugares de encuentros entre hombres. A bajo costo, la botella pasa de mano en mano, permitiendo la divertirse y dejar a un lado las barreras sexuales o personales. En 1978, la industria del popper en Estados Unidos se estima en 50 millones de dólares por año. 

Nuevas fronteras para el popper

Al parecer, un acuerdo no escrito se establece entonces en Estados Unidos. El nitrito de amilo, aún cuando está prohibido desde 1969, puede ser vendido únicamente como aromatizador de ambientes y ante la comunidad gay. Así sucederá también en el Reino Unido, cuando el popper atraviese el Atlántico para distribuirse en Europa.

El nitrito de amilo se popularizó en los años 70`s, especialmente en ambientes disco y en los clubes. Su gran ventaja: ser utilizado en la disco y en la cama, dos lugares destinados al placer. Se asocia con valores positivos, lo que contribuye a su consumo. Hace incluso una aparición en Cruising (A la caza, en español), una película de 1980 realizada por William Friedkin, con Al Pacino, Paul Sorvino y Karen Allen.

Después de varias prohibiciones, el popper cambia de fórmula. El nitrito de amilo es abandonado para dar paso al nitrito de isobutilo, al nitrito de isopentilo y luego al nitrito de isopropilo. En 1988, la FDA hace de nuevo una intervención en USA, prohibiendo la producción y venta del nitrito de butilo para uso recreativo personal. Los fabricantes eluden la ley proponiendo el mismo producto como aromatizador de ambientes o limpiadores solventes. 

En 1990, el Congreso prohíbe la producción y la venta de todos los nitritos de alquilo, y da a la CSPC (Consumer Product Safety Commission) los medios para hacer respetar la ley. El popper se encuentra entonces en ambientes de juerga y tecno que los gays popularizaron.

En el caso de Francia, los nitritos de pentilo y de butilo fueron prohibidos de 1990 a 2007. Luego de ser autorizados de nuevo, la venta de poppers es prohibida entre 2011 y 2013. La sentencia fue anulada por el Consejo de Estado, quien afirmaba que el popper provocaba un riesgo de dependencia o abuso, sin tener un estudio científico que lo soportara. En la actualidad, los poppers hechos en Francia (nitrito de pentilo, de amilo y de isopropilo), a excepción del nitrito de butilo, son totalmente legales .

El popper se encuentra también en Oceanía y Asia, aun cuando la venta en estos países es más confidencial, incluso prohibida. 

De manera general, trazar la historia del popper al siglo XX es trazar en buena parte la historia del legado que la cultura gay ha dejado en la cultura popular.

¿Te ha gustado nuestro artículo? Compártelo y comparte los poppers a tu alrededor!

Eduardo

Apasionado por la web y desde hace varios años por los poppers, decidí combinar los dos! Soy Eduardo, gerente de la comunidad de Euro Poppers España. Trato de darte las respuestas a todas las preguntas que tienes sobre el mundo de los poppers.